Hola

Bienvenidos

Síguenos

Los cachorros y los niños. Primeros días en casa

Los cachorros y los niños. Primeros días en casa

La incorporación de un cachorro a la familia comienza desde el minuto en el que lo recoge  y continuará durante muchos meses. Durante esos días, deberá enseñarle gentilmente que usted es el líder de su familia y que existen normas que debe seguir.

Los veterinarios recomiendan las siguientes estrategias para ayudar a socializar a su cachorro y convertir sus días en un ritual:

  • Lleve a su nuevo cachorro a casa cuando ésta esté tranquila y “normal”. Esto significa sin fiestas nocturnas para sus hijos hasta que se establezcan las rutinas, sin vacaciones o días festivos, en los que el cachorro se quedará solo, ni noche, en las que usted estará hasta tarde en la oficina. En cambio, adapte a su pequeñín a las rutinas habituales de su familia.
  • Antes de ingresar en su casa en sí, llévelo al área de su jardín (o del parque) que cumplirá la función de baño para su cachorro. Permítale olfatear y ladrar. Si su cachorro hace sus necesidades, elógielo de forma efusiva. Si no hay acción, inténtelo nuevamente más tarde.
  • Luego, recorra junto con su cachorro una habitación de su casa cada vez para evitar abrumarlo. Separe un pequeño lugar de su casa con reja para bebés y colóquelo en ese sector a fin de que se acostumbre a todos los objetos durante algunos días. Si desea entrenarlo para la jaula, coloque la perrera en este espacio. Déjelo dormir cómodo en la habitación, pero retírelo de inmediato de ese lugar si hace sus necesidades, a fin de que el cachorro no piense que cuenta con un lugar personal para hacer sus necesidades dentro de su casa.

¿Cómo enseñarles a sus hijos a respetar al cachorro?

Quizá compró un cachorro para mantener ocupados a sus hijos o quizá tuvo hijos debido a que amaba mimar a su mascota. Sin importar cual sea su caso, se debe enseñar a los niños de todas las edades a tratar a los animales de su familia de manera apropiada. Considere estas ideas:

Antes de presentar a los cachorros y niños, establezca normas con ellos, tomando en cuenta que sean lo suficientemente grandes como para entenderlas. Recuérdeles que sean delicados. Muéstreles exactamente a qué se refiere con delicado acariciando sus antebrazos y cabezas como lo haría con su mascota. Pídales que practiquen acariciándole a usted.

Recuérdeles a los niños que utilicen una voz suave cuando se dirijan al cachorro de la misma manera que si estuviesen hablándole a un bebé.

Enséñeles a los niños a respetar el espacio del animal, especialmente durante las comidas, debido a que incluso los cachorros más buenos podrían morder si se sienten amenazados.

Enseñe a los niños a esperar a que sea el cachorro el que se acerque, debido a que incluso el niño más pequeño podría asustar a un animal joven.

Limite las sesiones de juego entre el cachorro y los niños a 15-30 minutos 2-3 veces por día. Acláreles que las mascotas necesitan un tiempo de descanso al igual que el resto de nosotros.

Explíqueles que esas conductas de broma hacia el cachorro, como mantener todo el tiempo una pelota lejos del alcance de un cachorro, sólo reforzará los malos hábitos de saltar y ladrar.

Si es un bebé el que será el nuevo integrante de la casa, acérquele al animal mantas o ropa que tenga el olor del bebé antes de que éste sea presentado en su casa.

Supervise siempre las interacciones entre los pequeños y las mascotas, disciplinando a la parte pertinente en el caso de que ocurra un problema.

Un niño puede encontrar en su mascota al compañero ideal de juegos y un apoyo incondicional. Del mismo modo, a través del animal el niño tendrá una mejor sociabilización, expresará de un modo adecuado sus emociones y aprenderá valores tan importantes como la responsabilidad, el cariño y la empatía.

Referencia:

Super Cachorro

http://supercachorros.org/2011/el-cachorro-y-los-ninos/

Tags:
Sin Comentarios

Publica un Comentario