Hola

Bienvenidos

Síguenos

Tomando Agua

Tomando Agua

Diariamente nuestro cuerpo realiza un sinnúmero de procesos en los que se pierde agua, por lo que la piel tiende a resecarse, además disminuye la humedad de nuestro organismo, necesaria para funcionar bien.

El agua hace que su metabolismo queme calorías tres por ciento más rápido. Además, algunos estudios demuestran que la sensación de sed suele venir acompañada de sensación de hambre, por lo que es fácil malinterpretarla y tener una ingesta mayor de calorías. Aparte, los alimentos modernos tienen menor cantidad de agua por su necesidad de conservarse, por lo que debe compensarlo tomando mas agua.

Consecuencias de no tomar suficiente agua

El no beber la cantidad suficiente de agua provoca en nuestro organismo una serie de malestares, indicándonos con ello que el agua que les estamos suministrando no es suficiente. Estos son algunos síntomas provocados por pequeños estados de deshidratación:

  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga.
  • Cambios de humor.
  • Calambres.
  • Dolores musculares.

Tanto los alimentos como las bebidas generan continuamente los líquidos de nuestro organismo, y contribuyen a mantener el equilibrio hídrico. Pero, de todos ellos, el agua sigue siendo la bebida más adecuada y natural, y la principal fuente de hidratación de nuestro organismo.

  • Es fundamental para digerir y absorber los alimentos, así como para eliminar los productos de desecho.
  • Es el medio a través del cual se desarrollan todas las reacciones químicas de nuestro organismo.
  • Permite el intercambio de oxígeno y de anhídrido carbónico.
  • Contribuye a mantener constante la temperatura corporal.
  • Forma parte de la “almohadilla” que protege el cerebro y la médula espinal, así como de otras estructuras, como músculos o vísceras.
  • Permite lubricar de forma adecuada las articulaciones y otros tejidos del organismo.

Muchas personas se preocupan porque piensan que retienen líquidos y no quieren beber agua. Pero una persona sana no retiene líquidos, el organismo se las arregla perfectamente para mantener el equilibrio y si hay exceso de líquido aumenta la eliminación por orina. Es lo contrario, el “defecto de líquido”, lo que debe preocuparnos, ya que es más que probable que como consecuencia padezcamos estreñimiento y más problemas articulares y tendinosos, la piel parezca más arrugada y la orina la expulsemos más concentrada y densa, lo que favorece la formación de cálculos, arenillas y hasta infecciones urinarias. Sólo en caso de enfermedades renales, hepáticas, cardiacas o varices muy desarrolladas se puede, por indicación médica, disminuir la ingesta de líquidos.

¿Cuanta es suficiente?

La cantidad sugerida de agua suele ser, por lo general, de ocho vasos al día. Sin embargo, la realidad es que cada persona tiene sus necesidades específicas según su peso, sus condiciones y hábitos.

Por ejemplo, una persona que hace mucho ejercicio y que tiene un cuerpo delgado no necesita la misma cantidad de agua que una obesa y sedentaria.

El hecho de que el agua constituya alrededor del 60% del peso corporal en los hombres y cerca del 50% en las mujeres prueba ampliamente su importancia para la vida humana.

El hablar de beber agua, no se refiere al café, té o sodas. El agua purificada, o en su defecto, embotellada y/o de manantiales es la mejor.

Referencia:

Importancia de beber agua


Sin Comentarios

Publica un Comentario