Hola

Bienvenidos

Síguenos

Mamá/Papá: Quiero aprender a manejar!!!

Mamá/Papá: Quiero aprender a manejar!!!

Posiblemente, pocas cosas incentiven tanto a un adolescente como la posibilidad de comenzar a manejar el auto de la familia.

Una licencia para conducir es uno de los símbolos de estatus más grandes entre los estudiantes de escuela superior. Adquirir una licencia de conducir no es únicamente una ventaja social, sino que también hace que el adolescente se sienta con mayor independencia que nunca antes.

La primera lección, será eliminar cualquier posible peligro potencial que pueda atravesar su hijo. Advierta claramente a sus hijos sobre los peligros de conducir sin cinturón de seguridad, luego de haber bebido, violando semáforos o sobrepasando los límites de velocidad.

Los padres a menudo tienen muchas preocupaciones y temores sobre la seguridad de su adolescente en las calles y/o carretera.

La enseñanza responsable de la conducción llega a una edad mucho más temprana de lo que se piensa; los hijos desde muy niños captan e imitan nuestros comportamiento desde que entramos en el coche, por ello hay que poder el ejemplo y conducir en forma segura.

Tiempo atrás, no era difícil encontrar calles sin tráfico ni embotellamientos, pero hoy en día, nunca se puede estar demasiado seguro de que no habrá otro coche en la misma área que se eligió para impartir las lecciones de manejo.

El nivel de ansiedad por conducir el auto, puede hacerles perder sus límites, por lo que usted, lejos de tensionarlos, debe intentar recrear una atmósfera de apoyo. Comience dando sus lecciones tan precisas como le sea posible, diciendo por ejemplo, que se dirijan a una parada y regresen al estacionamiento, en vez de que “salgan a dar unas vueltas alrededor de los bulevares”.

Evita distracciones mientras conduces, tales como sintonizar la radio, colocar CD’s, cambiar la temperatura, espejos y la posición del asiento. No usado el celular mientras conduzcas; si tu llamada es importante ve a un lugar seguro para atenderla o utiliza un kit de manos libres. Los mensajes de texto mientras se conduce están totalmente prohibidos. Los adolescentes con colisiones o infracciones son a menudo hijos de padres que tienen antecedentes pésimos al volante.

Permite que tu hijo disponga de tiempo para aprender cómo manejar cuando hay mucha circulación o en las autopistas. La práctica supervisada debería extenderse sobre un período de seis meses y a pesar de que tu hijo sea mayor de edad, siempre debes evaluar de cerca su responsabilidad en general, su comportamiento.

Conducir en carreteras ayudará a su hijo a aprender a entrar y salir del tráfico, en medio de la velocidad. Siempre será mejor que aprendan todo esto junto a usted que solos. Sin embargo, esté atento al nivel y seguridad individual de su hijo, antes de agregar otros desafíos.

Desafortunadamente, los adolescentes no son tan maduros en sus etapas de desarrollo psicológico, dado que se sienten invencibles, actúan impulsivamente, y son afines a tomar riesgos. Por lo tanto, pregúntate ¿cómo es la evolución de la conducta de tu hijo día a día? ¿Cómo maneja la frustración? ¿Siempre debes recordarle que utilice el cinturón de seguridad?

Sin Comentarios

Publica un Comentario