Hola

Bienvenidos

Síguenos

¿Con cuánta frecuencia comen en familia?

¿Con cuánta frecuencia comen en familia?

Recuerdo que cuando era pequeña, la hora de la comida se convertía en todo un ritual, desde poner la mesa, terminar de preparar alimentos, tener una hora específica, en la que todos los integrantes de la familia se pudieran reunir.

Era un mundo totalmente distinto, hoy en día con los niños teniendo diversos deberes extra escolares y las ocupaciones de los adultos, los momentos sagrados de la hora de comer se han ido quedando atrás.

Una frase que tienen en casa es “tal refresco” no sabe igual sino es en compañía, la sopa de la abuela que tanto se extraña o andar atrás del abuelo para que prepare ya su famoso jamón al horno, hace que esos momentos de reunirnos tradicionalmente a la mesa se den por lo menos en ocasiones importantes. Son buenas costumbres familiares que poco a poco hemos ido perdiendo, esas charlas que se dan a la hora de la comida, donde todos disfrutamos de los alimentos deben de ser un lazo que no debe perderse y que además proporciona una calidad de tiempo excelente entre padres e hijos.

Como mamá me propuse mantener mínimo la hora de la comida lo más tradicional posible, desde invitar a mi pequeña para que ayude a poner la mesa hasta que mi hijo más grande me ayude.  Cada uno aporta algo, acomodar platos, servilletas y cubiertos, todo esto logra que mientras tanto nos pongamos al día sobre cada una de sus actividades fuera de casa, sus pendientes y todo lo relacionado con ellos.

Confieso que ya había llegado un momento en el que comíamos cada uno por su lado, a distintas horas y sin poder disfrutar de esas platicas en las que conversamos muy a gusto. Observar como mi tiempo dedicado a la comida no se disfrutaba como debía, quedó más que claro que la que tenía la solución era yo. Así que a tomar un horario como rutina para organizar los preparativos de la comida, esperar la hora de la salida de los colegios y tener todo listo para vivir esos momentos que nos hacen felices y sobre todo aprendemos a disfrutar con nuestros seres queridos.

Nosotras como mamás tenemos la solución en nuestras manos, promovamos ese tiempo en familia, olvidando por un momento compromisos o pendientes, problemas y celulares. Tiempo de calidad es el que necesitamos con nuestra familia.

Sin Comentarios

Publica un Comentario