El primer día de clases para los peques

El primer día de clases para los peques

Llegó el momento de llevar al peque al Preescolar, esto es un gran cambio en la vida del niño, ya que significa que dejará la casa para aventurarse en actividades aptas para su edad, en estas tendrá que compartir y enfrentarse a ciertas situaciones no tan cómodas para él.

Para los papás no es menos complicado, pues cuando el pequeño ingresa al jardín deben desprenderse de la luz de sus ojos y confiar su educación a otros. Sin embargo, de ellos depende que su hijo reciba apoyo y orientación para hacer menos traumático este proceso, y que desarrolle la suficiente confianza para que no se sienta abandonado.

El niño necesita grandes cantidades de amor, para poder explorar el mundo, recibir una disciplina buena y crear interacción con otros niños y ambientes antes de ir al preescolar, por ello debemos hacer todo lo posible porque conviva con niños de su edad, ya sea en parques o si existen más niños en la familia, llevarlo a que juegue con ellos, para que aprenda a compartir sus juguetes y sus actividades.

La buena comunicación es la mejor guía para ayudar a un hijo en su crecimiento, especialmente ahora, que está a punto de iniciar un gran cambio en su vida.

Conviene dejar todo preparado la noche anterior sin que el pequeño perciba un movimiento inusual en la casa.      Tener listos los útiles, la colación, la ropa e incluso el baño del niño, evitará retrasos por la mañana, que podrían generar una situación estresante.

Deben aprender a compartir, hablarles, abrazarlos, jugar con ellos, sonreírles, halagarlos, darles privilegios especiales, son actitudes sencillas y aparentemente insignificantes que le dan al niño la certeza de que su comportamiento sí es el correcto.

El aire libre y el espacio le permiten desarrollar sus músculos y conocer más el mundo que le rodea.

Es esencial transmitirle seguridad de que mamá y papá jamás lo abandonarán. De ningún modo, así llore, los padres deben desaparecerse sin que el niño lo note, pues esto le crea una angustia de separación tremenda.

Cada niño es distinto en cuanto al tiempo que requiere para aceptar y soportar estar lejos de sus padres.

Es recomendable llevarlo antes para que pueda conocer y familiarizarse con el Kinder. A veces es necesario que los padres lo acompañen los primeros días hasta que se adapte y se sienta seguro en su nuevo entorno.

Hay que ayudarlos a ser Independientes, para que ellos tengan éxito, tanto en el Kinder, como en sus siguientes formaciones, hay que estimularlo a hablar y pensar utilizando un lenguaje apropiado a su edad y rico en términos.

Aunque desearíamos que nuestro hijo(a), atravesara esta etapa sin sufrir, debemos tener presente que ellos crecieron, y el adaptarse a nuevos lugares, personas y situaciones, es algo que tendrán que hacer repetidas veces durante su vida.

Quizás esta es la más difícil, por ser la primera, pero pronto veremos cómo los temores y angustias van quedando atrás y nuestros pequeños se transforman en felices y apasionados alumnos.

El miedo a sentirse abandonados es lo más duro para ellos, por eso rompen en llanto a la hora de despedirse, por ello los padres deben mostrarle, aunque sea en apariencia, mucha tranquilidad y alegría, y volverle a decir que está ahí para conocer amiguitos y jugar.

 

 

1 Comment
  • Elm
    Posted at 20:24h, 01 julio Responder

    Excelente… gracias x los tips 😉

Post A Comment