Hola

Bienvenidos

Síguenos

Mamás que trabajan

Mamás que trabajan

Hasta hace algunos años las mujeres se dedicaban casi exclusivamente a desarrollar las tareas de la casa y a criar a sus hijos.

Esta situación es la responsable de que muchas generaciones de mujeres vivieran únicamente para su familia, sin tener un espacio propio que les permitiera relacionarse social y profesionalmente.

A algunas mamás, el término “mamá trabajadora” les suena un poco redundante. Esto se debe a que todas las madres “trabajan”; tomando en cuenta que tienen a su cargo la ardua y difícil tarea de criar a sus hijos. Quizás un término o frase más adecuada sea “mamás que tiene otros trabajos”.

Pero es posible formar una familia fuerte y unida mientras se trabaja. Lo que más importa no es la cantidad de tiempo que su familia pasa junta, sino que el tiempo que puedan pasar juntos sea especial. Finalmente, es muy importante que invierta menos tiempo y energía en preocuparse y sentirse culpable y más tiempo en cuidarse.

Una de las principales preocupaciones de muchas madres es dejar a su hijo bien cuidado, por ello, sea cual sea la opción elegida ha de ser tomada con cautela y seguridad, considerando entre otras cuestiones, que:

  • Hay que realizar una introducción progresiva de esa nueva persona (familiar, canguro, etcétera) o institución (guardería, escuela…) en la vida del niño.
  • Hay que mostrar una total confianza hacia esa elección para que, tanto el niño como la madre, estén absolutamente tranquilos.
  • Si es posible, conviene mantener los mismos hábitos que se seguían hasta que se ha producido el cambio: horarios, comidas, tiempo de parque…

Tener un horario establecido también puede ayudarle a sentirse menos frustrada, ya que sus niños sabrán lo que usted espera que hagan. Por las mañanas, sabrán qué deben hacer sin que usted deba regañarlos constantemente, desde hacer la cama hasta lavarse los dientes y colocar sus almuerzos en sus mochilas. Por las noches, habrá menos discusiones sobre hacer la tarea, mirar la televisión e ir a la cama.

Tanto si la reincorporación al trabajo es un acontecimiento ineludible como voluntario, la mayoría de madres viven con un cierto sentimiento de culpabilidad el dejar a sus hijos al cuidado de otra persona, y les duele no poder dedicarles todo el tiempo que antes dedicaban, sobre todo si cuando se produce esta separación los niños son aún muy pequeños.

El mejorar la calidad del tiempo que se pasa con los hijos contribuye a minimizar esta culpa.

Tags:
,
Sin Comentarios

Publica un Comentario