Hola

Bienvenidos

Síguenos

Los abuelitos… una dicha tenerlos

Los abuelitos… una dicha tenerlos

Contar con el apoyo de los abuelos es un alivio para muchas familias, sobretodo si los padres tienen que trabajar, quien mejor que los abuelos para darnos una mano y consejos en el cuidado de nuestros hijos.

Inclusive, en el caso que los abuelos tengan limitaciones físicas y no puedan cuidar de nuestros hijos directamente, estar bajo su supervisión nos dará tranquilidad. No se trata de hacer que los abuelos se conviertan en niñeras de nuestros hijos, ellos ya educaron a los suyos, pero con todo el cariño y afecto que guardan dentro de sí, estarán haciendo mucho más de lo que nos imaginamos.

No siempre se puede decir que la relación de los abuelos con los padres de sus nietos sea la mejor posible. Infelizmente, pueden existir conflictos cuanto al tipo de educación que es aplicada al niño.

Las generaciones son distintas y diferentes también son los criterios de educación. Los más jóvenes no pueden cambiar los razonamientos de los más mayores. Los abuelos no están más para educar. Ya han educado, bien o mal, a sus hijos.

Los abuelos están para dar cariño, echar una mano de vez en cuando, y pasar un buen rato con sus nietos. Si los abuelos van a estar con los nietos, lo ideal es que haya un acuerdo entre las partes, para el bien del niño y de todos. Para eso, es necesario que entre los padres y los abuelos exista una relación tranquila, específica y verdadera, libre de celos, en la que reine el respeto a las exigencias y a los hábitos del otro.

Los abuelos disfrutan y padecen el doble a sus nietos. Los disfrutan en los buenos momentos, sintiendo una doble satisfacción, por ellos y por sus padres, y en los momentos tristes como puede ser una enfermedad, los padecen  por partida doble, por un lado la preocupación que les genera el estado de salud de los nietos  y por el otro lado ver a sus hijos en situación de stress.

Los abuelos pueden proporcionar una asistencia práctica, apoyo, y una cadena de consejos útiles para cuidar al bebé. El encuentro de los abuelos con sus nietos es siempre muy enriquecedor para ambos lados. A muchos niños les encantan estar con sus abuelos por diferentes y variadas razones. Algunos porque al lado de los abuelos no existen tantas órdenes ni obligaciones. Otros porque pueden hacen cosas distintas con ellos, como preparar galletas juntos, comer dulces, dar paseos, ir al parque, y realizar una infinidad de actividades que hacen con que ellos se sientan más libres.

Algunos nietos ven a sus abuelos como un amigo, una especie de guía, como divertidos, cariñosos, mimosos y que les gusta estar con ellos. Pero, claro, todo depende de la forma de ser de los abuelos. Hay también los que apenas envejecen y continúan tratando a los más pequeños de una manera muy autoritaria y demasiado exigente.

Los nietos resultan ser acompañantes de un valor incalculable y permiten a los abuelos seguir sintiéndose activos y útiles. Disfrutan de sus narraciones, indagan sobre la infancia de sus propios padres, les interesa conocer de toda la familia, en una palabra los abuelos les ayudan a construir su  historia y a aumentar sus conocimientos.

Hoy en día, las estructuras familiares han cambiado, antes todos vivían juntos en la casa familiar o por lo menos cercanamente, en cambio ahora es más común ver que abuelos y nietos vivan distanciados, o inclusive en ciudades diferentes. Los padres deben promover las visitas, enseñándoles a sus hijos con el ejemplo la importancia de la familia y del contacto que debe mantenerse y así aprendan a amar, valorar y respetar a toda la familia.

Pero, por lo general, los abuelos sienten mucho placer con sus nietos. Estar con ellos es también una forma de renovarse personalmente. Es tener más participación en la familia, y sentirse más jóvenes y actualizados. Se aprende mucho con los niños.

Si cuentas con la dicha de tener “Abuelitos” disfrútalos cada día al máximo, no desperdicies tu tiempo en vanalidades, ámalos y mímalos.

Dedicado a mi abuelitos y a los abuelitos de mi hijo… =D

4 Comentarios
  • Rosario Guiberra
    Posted at 12:44h, 06 marzo Responder

    Felicidades por el artículo, estoy totalmente de acuerdo y me gustaría que hubiesen escuelas para abuelos y abuelos dispuestos a asumir y a aprender su postura frente a la familia,pienso que eso resulta una de las partes más complejas en las relaciones interfamiliares que incluyen a los abuelos. 

    Una escuela para abuelos les abriría la posibilidad de ubicar su lugar en la familia y la forma de relacionarse mejor con los miembros de la misma,lo cual les evitaría sentimientos de frustación innecesarios.

    Saludos

    • Mamá Extrema
      Posted at 13:12h, 06 marzo Responder

      Hola Rosario Guiberra! Muchas gracias por tus comentarios, excelentes observaciones, nos agrada saber que te gustó el artículo. Y esperamos que algún día pueda existir alguna escuela como lo mencionas, si existe una actualmente, publicaremos pronto la información. Saludos!!

  • Priscizaldumbide
    Posted at 13:05h, 29 julio Responder

    Precioso tema, hoy he recordado desde la mañana a mis abuelos!!!!

  • Pingback:Primer Aniversario de nuestro Blog | Mamá Extrema
    Posted at 20:27h, 26 abril Responder

    […] Los abuelitos…una dicha tenerlos. […]

Publica un Comentario