Hola

Bienvenidos

Síguenos

Leche Materna

Leche Materna

Dar de lactar a tu bebé crea un lazo muy intenso de amor y compenetración entre madre e hijo, un lazo que difícilmente puede igualar un ser humano con otro; es un milagro que compartimos con nuestro bebé para intensificar aun más la relación.

Dar de lactar es un milagro de la naturaleza y la posibilidad de que puedas darle leche materna a tu bebé te da miles de beneficios, no solo para el bebé, sino para ti también como madre. Por ejemplo, dar de lactar te puede servir como un anticonceptivo natural, te ayudará a recuperar la figura perdida tras el parto y es ideal para prevenir cáncer de mama, entre otros beneficios.

Muy aparte de esto, es tu bebé quien se beneficia al 100% con la leche de la madre, porque le aporta todos los nutrientes necesarios que así no más no se encuentran en las leches de fórmula que compras en el supermercado.

 

BENEFICIOS PARA EL BEBÉ:

Previene en los niños:

  • Infecciones de oído
  • Alergias
  • Vómito
  • Diarrea
  • Neumonía, silbido y bronquiolitis
  • Meningitis

Otras razones por la que la leche materna es buena para su bebé son:

  • Es más fácil de digerir para los bebés.
  • No necesita preparación.
  • Es gratis.
Menos riesgos a desarrollar:
  • Diabetes
  • Obesidad o problemas de peso
  • Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)
  • Caries Dental

Dar pecho también proporciona contacto físico y calor humano lo cual ayuda a crear una relación especial entre la madre y su bebé.

 

BENEFICIOS PARA LA MADRE:

 

Las madres que amamantan a sus bebés también disfrutan de algunos beneficios y recompensas:

  • Un vínculo único entre madre e hijo
  • Pérdida de peso más fácilmente
  • Menos sangrado después del parto

La lactancia materna puede ahorrar tiempo y dinero, incluyendo:

  • Costo más bajo en la alimentación; hasta $1,000 de ahorro por año
  • No tener que limpiar biberones
  • No tener que preparar leche maternizada (la leche materna está siempre disponible a la temperatura apropiada)
  • Disminución del riesgo de cáncer de mama, algunos tipos de cáncer ovárico y osteoporosis

Mientras usted esté amamantando, tendrá menos probabilidades de tener períodos menstruales.

OTROS FACTORES:

Algunas circunstancias pueden cambiar los planes para amamantar. Qué y cómo come el bebé pueden finalmente depender del estado físico del niño y de la salud suya después del nacimiento. Sin embargo, con la ayuda de un especialista, la mayoría de los bebés, incluso los prematuros, se pueden amamantar.

Algunos bebés no pueden tomar suficiente leche materna al amamantarse debido a:

  • Defectos congénitos de la boca (labio leporino o paladar hendido)
  • Dificultad para succionar
  • Problemas digestivos ( galactosemia)
  • Nacimiento prematuro
  • Tamaño pequeño
  • Estado físico débil

Consulte con el especialista en lactancia si se presenta:

  • Cáncer de mama u otro cáncer
  • Infección de mama o absceso mamario
  • Suministro insuficiente de leche (poco común)
  • Cirugía o tratamiento de radiación previos

Se aconseja no amamantar a algunas madres con ciertos problemas de salud, tales como:

  • Lesiones activas por herpes en la mama
  • Tuberculosis activa, no tratada
  • Infección por VIH (virus de inmunodeficiencia humana) o SIDA
  • Nefritis
  • Enfermedades graves ( cardiopatía o cáncer, por ejemplo)
  • Desnutrición grave

Por todas estas razones y de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y laAcademia Americana de Pediatría (AAP), el Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría recomienda la alimentación exclusiva al pecho durante los primeros 6 meses de la vida del niño y continuar el amamantamiento junto con las comidas complementarias adecuadas hasta los 2 años de edad o más.
No se debe olvidar que un recién nacido sano no necesita más líquidos que los que obtiene de la leche de su madre, y por ello, no es necesario ni recomendable ofrecer agua ni soluciones de suero con glucosa. Antes de darle “suplementos” o cualquier alimento distinto de la leche materna es conveniente consultar con el pediatra.

 

Por todo esto y más, es aconsejable darle leche materna a nuestros bebés, nuestra vida ahora como madres trabajadora e independientes se nos complica pero se le brindan grandes beneficios al bebé y a nosotras también,  sobre todo, es un proceso hermoso, es una etapa que se disfruta y un lazo que nos une a nuestros peques por siempre.

Firma!!

 

 

 

 

 

 

Sin Comentarios

Publica un Comentario