Hola

Bienvenidos

Síguenos

Kiko y la mano

Kiko y la mano

Es una historia muy especial que les va a encantar y será muy útil para cuidar de nuestros niños.

page_12_thumb_large

“La Regla de Kiko”

Se estableció para ayudar a los padres, madres y cuidadores a iniciar una conversación con sus hijos. Puede ser un instrumento muy eficaz para protegerles contra el abuso sexual y contra otras formas de violencia sexual.

Tu cuerpo es tuyo: En el libro la mano siempre pide permiso a Kiko antes de tocarlo y lo autoriza menos cuando la mano quiere tocarle dentro de su ropa interior, Kiko dice: “No, eso si que no”. Los padres, la familia en general y quien cuide de los niños, pueden ocupar esta escena para explicar a los niños que pueden decir “No” en cualquier momento.

Buena forma de tocar – mala forma de tocar: Kiko se niega a que la mano le toque dentro de la ropa interior. Se les debe explicar que algunas personas como mamá, papá, médicos o gente que lo cuida tal vez tengan que tocarlos, pero deberían alentarse a decir “No” si una situación los hace sentirse incómodos.

Secretos buenos – secretos malos: La mano alienta a Kiko a decir no claramente si alguien quiere tocarle de forma inapropiada. Esta escena puede utilizarse para explicar la diferencia entre un secreto bueno (como una fiesta sorpresa) y un secreto malo (algo que le haga sentir triste al niño, o que le ponga nervioso). Se debe alentar a los niños a compartir los secretos malos con ellos.

Prevención y protección: La mano del libro es el amigo de Kiko. Los adultos están ahí para ayudar a los niños en su vida cotidiana. La prevención de la violencia sexual es la primera y principal responsabilidad del adulto, y es importante evitar que los niños deban asumir toda la carga.

imagen-2 (1)

 

En la mayoría de los casos, el autor es alguien que el niño conoce. Es particularmente difícil para los niños pequeños comprender que alguien que les conoce pueda abusar de ellos.

No olvide el proceso de preparación que las personas que cometen abusos utilizan para ganarse la confianza de los niños

Debemos acostumbrar a los niños a que informen con regularidad a sus padres, madres, cuidadores y educadores de la existencia en su entorno de alguien que da regalos, pide que se mantengan secretos o tratan de pasar tiempo a solas con los niños.

Informar a los adultos de todo ello debe ser una norma establecida tanto en casa como en la escuela o cualquier otro lugar donde los niños suelan estar.

Si quieres descargar la historia completa de Kiko en PDF solo debes dale click al siguiente enlace:

“La Regla de Kiko”

 

¿Cómo enseñas a tus hijos a decir No? Espero tus comentarios!!

Nos leemos!!Firma!!

 

 

Sin Comentarios

Publica un Comentario