Estamos pasando por una etapa que va a marcar nuestras vidas de una forma significativa, la edad que tengas y la posición social en la que te encuentres, desde tu trinchera tenemos sentimientos similares.

Vivo en una ciudad pequeña y a pesar de eso todo lo que envuelve nuestro día a día es incierto y eso que no ha sido un cambio impactante dentro de mi cotidianidad pues salimos muy poco.

Por lo que no me conocen soy Educadora (tengo a cargo a niños de 5 años aproximadamente) así que en ese aspecto laboral estamos en receso como ya lo saben, esperando indicaciones y preparándonos para comenzar a dar clases a distancia a partir del día 20 de Abril, tenemos la incertidumbre de saber hasta que grado va a funcionar, nadie sabe, lo que sí estoy segura es que el acercamiento que podamos tener con Alumnos y Padres de Familia es esencial.

En casa nos hemos organizado de forma en que trabajamos todos, cooperamos y nos apoyamos pues por medio de la tecnología mi hijo Universitario lleva clases en línea, mi hija que va a la Secundaria completa una lista larga de trabajos a entregar que cuando un tema se le complica pide apoyo a alguno de nosotros, tratamos de acatar las normas lo más posible a pesar de que acá en el pueblo se muestra tranquilo.

Leo como van otras mamás en casa con niños pequeños, las que salen a trabajar y no tienen de otra, a varias les preocupa la Escuela pensando en el rendimiento académico de sus hijos, yo sólo digo que lo más importante es la salud, los niños de Maternal y Preescolar pueden aprovechar una infinidad de actividades que están en Redes Sociales que ayudan a mejorar su desarrollo motor y para los más grandes recuerden que no todo es tecnología, dejen eso por el momento para tomar sus clases virtuales, a pesar de que no pueden salir, existen diferentes maneras de apoyarlos a sobre llevar este encierro, voy a subir en unos días recomendaciones de actividades para niños pequeños, niños más grandes y en familia, porque estar bien emocionalmente va para todos.

Aparentemente vamos a la mitad del encierro queremos estar bien, deseamos que familiares y amigos también lo estén, sólo nos queda seguir recomendaciones manteniendo la calma y la cordura, que... algunos ya estamos locos de siempre así que un nudo más en nuestra cabeza es para la colección, cómo mamás sabemos resistir y estoy segura que existen momentos que nos sentimos perdidas, que tenemos miedo, cansancio, nervios y estrés acumulado, pero también debemos tenernos CONFIANZA de que este tope en nuestro camino también pasará, anhelo como muchos el poder decir pronto: "¿Te acuerdas cuánto vivimos en esa época?".

Tenia tiempo sin escribir y ya me hacía falta, espero que éste sea el primero de tantos.

¡Besos y abrazos virtuales!

Facebook Comments

Post a comment