Después de tener a nuestro bebé y vivir un cúmulo de sentimientos de amor, pasamos por diferentes cambios físicos y emocionales.

Tenemos a nuestro bebé en los brazos y lo único que importa es que él esté bien, cubramos sus necesidades y lo llenemos de amor, nosotros nos vamos recuperando poco a poco, sólo que no ocasiones nuestras emociones se desbordan por completo, por los cambios hormonales aún no se regularizan y podemos llegar a sentirnos deprimidas.

Sólo que no ocasiones nuestras emociones se desbordan por completo, por los cambios hormonales aún no se regularizan y podemos llegar a sentirnos deprimidas.

La depresión posparto existe y está comprobada, mas sin hermana Bargo no existe una teoría exacta que nos diga la causa, lo que sí podemos saber es que puede incluir varios factores como:  tener algún familiar cercano que sufre depresión, mala relación con la pareja o ser soltera, problemas económicos, no contar con un apoyo familiar, si ha sufrido bipolaridad o ansiedad.

Es importante saber detectar los síntomas de la depresión y acercarte a pedir ayuda, no dudes en hacerlo si sientes:

  • Cambios de apetito.
  • Ansiedad considerable.
  • Dificultad para dormir.
  • Falta de interés a tus actividades.
  • Sentirse culpable.
  • Demasiada agitación e irritabilidad.
  • No te puedes concentrar en nada.
  • Sin energía y concentración.
  • Pensamientos de muerte o suicidio.

Yo lo sentí muy leve y de la mano de mi ginecólogo pude superarlo sin problemas, no todas somos iguales y si requieres de una atención especializada debes solicitarlo, hasta que te puede medicar si es necesario y sobretodo tener la confianza de acercarte a un familiar o amigo para que te apoyen ese proceso.

No siempre las cosas son como lo esperábamos, tal vez tengas que ser madre soltera, tal vez tu familia no te apoyo tengas otro tipo de complicaciones, sólo te puedo decir que la manera en que te sientes es normal y común, sólo es cuestión de tiempo, paciencia y acercarte a la persona indicada, pide asesoría y busca cómo superar la depresión.

Sin tratamiento, la depresión posparto puede durar meses o años y puedes estar  en riesgo de hacerte daño al bebé. Las complicaciones potenciales a largo plazo son las mismas que en la depresión grave, así que ten cuidado.

Después de que te encuentres a alguien de confianza que te apoye y que un especialista puede asesorarte, podrás disfrutar de estos días tan especiales con tu bebé, te darás cuenta de lo maravilloso que puede ser estar a solas con él, tenerlo en tus brazos, darle de comer y poder vivir de esta etapa placenteramente,  no dudes en buscar apoyo y no te sientas culpable, la depresión postparto es común, es tratable, tan sólo necesitas hacer algo para superarla.

Facebook Comments

Post a comment