Como diría Gloria Trevi, vamos a hacer el recuento de los daños…

Tenia tiempo de no escribir un post nuevo por diversas causas pero sobre todo por falta de inspiración y porque sentía que lo que estaba haciendo con mi blog, era más de lo mismo, no me voy a quitar mérito porque valoro mi trabajo, conocimientos y experiencia pero para ser sincera, aburrida estaba de leerme!!

Al despedir este año, quiero hacer un recuento de mis actos, vivencias, fallas, aciertos y agradecer por lo que tengo, realmente SI soy rica!!! Tengo una hermosa familia, trabajo, salud y AMOR. ¿Qué más se puede pedir?

Las blogueras nos hemos enfocado a escribir temas de interés hacia las personas para conseguir seguidores, temas que interesen a las marcas y nos den trabajo, compartimos nuestras vivencias porque ese es nuestro trabajo, pero llega un momento en el cual nos perdemos, es cierto que quiero ganar dinero por compartir mis letras, porque el tener una página requiere de recursos, mantenernos en “vitrina” en redes sociales es invertir tiempo pero también dinero, algunas personas nos critican por publicitar marcas, lo siento eso paga mínimo mi anualidad, aunque algunas veces ni eso, la cuestión es que dejamos a un lado lo que realmente somos, muchas profesionistas con un trabajo de oficina, otras home office y otras tantas amas de casa con mucho talento  y con todo el derecho de expresarnos y hacer lo que nuestra inteligencia y creatividad nos deje.

  • No quiero perder de vista a mis hijos pues están creciendo muy rápido.
  • Quiero escribir para mi, si esto le sirve a alguien que mejor.
  • Necesito disfrutar cada momento con mis “niños” (alumnos) sin presiones administrativas.
  • Admirar un paisaje lo disfruto más que hace algunos años.
  • Agradezco cada paso que he dado, con tropiezos y caídas.
  • Me siento a gusto con lo que soy y hago.
  • Valoro la amistad como un gran tesoro y procuro mantenerla vigente.
  • Me voy a divertir más sin que me preocupe lo que digan los demás, quiero ser feliz!!!
  • Las mujeres de mi vida me han enseñado que somos más fuertes de lo que aparentamos.

A todo esto le llaman Madurez, creo…

Por esto y mucho más es que cambiaré un poco el contenido de mi blog, porque debe ser más personalizado y escrito con el corazón, doy clases a niños de entre 4 y 6 años, se imaginan todo lo que aprendo con ellos!!! Además las edades de mis críos ya son super distintas hija casi 12 y hijo de 20, así que tengo mucho por compartir, cada día es una oportunidad de aprender de ellos y esto se los compartiré a ustedes.

No por eso dejaré de escribir para las marcas que se acerquen porque recuerden que es un trabajo!! Lo que sí es que ya no dejaré que los números, estadísticas y likes me presionen, porque dejé de disfrutar mis letras por estar metida en todo eso.

Creo que esta reflexión de fin de año fue un poco extensa pero sustanciosa, por cierto no he hecho mi lista de metas o decretos para el 2019, tampoco me quiero estresar así que poco a poco haré mi análisis.

¿Cómo van ustedes?

 

 

 

Facebook Comments

Post a comment