En ocasiones, sobre todo cuando somos primerizas nos aplicamos al reposo total en el embarazo por temor a que algo nos suceda.

Debemos saber que un embarazo nada tiene que ver con una enfermedad, se tienen malestares pero se puede seguir con nuestra vida cotidiana igual que antes. Claro que siempre necesitamos tener precaución con lo que hacemos, y tomar en cuenta algunos detalles por el bien de los dos, seguir indicaciones del médico y aprender a cambiar algunos hábitos de buena salud.

Vuelvo a aclarar, a veces sucede que al desconocer todo este novedoso proceso que es el embarazo, las mamás se sienten más sensibles de lo normal y dejan de hacer su vida cotidiana. ¿Conoces alguna así? ¡Yo más de una!

Había una persona que al enterarse que estaba embarazada ya se quejaba de cualquier cosa, no quiero juzgar, pero si el médico encuentra que todo es normal y tienen salud los dos, lo que deben de hacer es ¡disfrutar su embarazo!

Cada síntoma, cada malestar es temporal además que un embarazo se debe disfrutar de la A a la Z ¿No crees?

¡Deja que te consientan! Pero realiza actividades saludables para ti y tu bebé, si ya practicabas algún deporte procura hacerlo pero con cuidado sin dejar de consultarlo con tu médico.

Ejercicios en el agua es una actividad muy completa y se dice que son de bajo impacto.

La Yoga te va ayudar a conectarte más a fondo con tu bebé, los Pilates proporcionan ventajas similares.

La bicicleta se dice que se puede ocupar hasta los 5 meses, la fija podría ser una opción más segura.

Ejercicios sencillos que se pueden realizar desde casa, nada que provoque que te lastimes, solo estira el cuerpo, flexiona y relájate en el lugar que te sientas más cómoda.

Camina, sencillamente el caminar va a hacer que tu cuerpo se sienta mejor y tu bebé lo disfrute de igual forma.

Ante todo esto, es muy importante que lo consultes con tu médico, si él te autoriza hacerlo,  adelante. Hay que estar muy al pendiente de cualquier anomalía que se pueda presentar, ya sea que te animes o no a hacer algún ejercicio.

Además es importante que no dejes de cuidar tu alimentación, ya que el ejercicio y una dieta saludable harán que el parto y la recuperación sea más sencilla. Con el tiempo te darás cuenta que todo esto va a dejar beneficios para tu bebé y para ti.

 

Facebook Comments

Post a comment