Cuando somos pequeños no nos damos cuenta del valor de las cosas, mucho menos qué hacer para obtenerlas.

Los niños deben crear conciencia de que, para obtener algo, se requiere dinero, para el cual uno necesita trabajar.

Para inculcarles a apreciar más lo que tienen, te recomiendo que los animes a ahorrar con un objetivo fijo. Podemos utilizar el ejemplo de los gastos en casa.  Explícales lo que debe pagarse para tener el derecho de utilizar el agua, la luz, el cable, el teléfono… También diles que cada una de sus pertenencias tiene un valor, es decir,  ir al colegio, sus libros, sus juguetes, su ropa… todo tiene un precio.

Por lo regular como padres no involucramos a nuestros hijos al hacer los pagos, pero ellos deben darse cuenta que las cosas no caen del cielo o por arte de magia. Tampoco se trata de agobiarlos con las peripecias del mundo financiero. Basta con pedirles que te acompañen en el momento en que tú o tu pareja reparten el dinero para hacer los pagos del hogar. De esa manera se conocerán qué significa administrarse.

Consejos

  • Puedes comenzar a darle los clásicos “domingos” para que él pueda disponer de ese dinero y adquiera una responsabilidad.
  • Algo muy importante sería enseñarles a establecer límites entre lo que necesitan comprar y lo que desean.
  • Establece metas y prioridades de los gastos con tus hijos. No les des todo lo que piden.
  • Regálales una alcancía de su personaje favorito.
  • Oriéntalos a que no malgasten el dinero que tanto esfuerzo les ha costado reunir.
  • Motiva a tus hijos para que realicen alguna venta de garaje, de dulces, de galletas… para que valoren más lo ganado.
  • Evita otorgarles préstamos constantemente, porque pensarán que pueden obtener el dinero fácilmente de esa manera.
  • Existen juegos de mesa donde compran, venden y se obtienen propiedades; son una buena herramienta para aprender nominaciones y cantidades de monedas. Monopolio es excelente para esto.
  • Algo más importante que todo lo anterior: tú debes mostrar el ejemplo. Modera tus gastos pruébale que tú también puedes ahorrar.

Es necesario que los niños desde pequeños le den el valor a las cosas que tienen, a conocer dentro de su razonamiento los límites de los gastos. De esa forma, no les tomará por sorpresa el momento en que tengan que hacer planes para obtener lo que desean.

No siempre estaremos para ellos; lo único que podemos dejarles son valores con los cuales enfrenten con éxito su vida.

Contenido Original Publicado en Disney Babble

                                                                                                                                 Escrito por:

 

Facebook Comments

Post a comment