Mantener la ilusión del Ratón de los Dientes, Reyes Magos, Hada de los Dientes, Santa Claus… es algo que como adultos cuidamos celosamente para preservar toda esta magia de la niñez.

Estos temas no tienen fecha de caducidad, no hay un límite de edad ni una regla marcada especificando hasta cuando creer.

Mi hijo mayor descubrió toda esta magia de Navidad y Santa al encontrar el papel decorativo de sus regalos y hasta la fecha es un tema que sale a la luz por estas fechas haciendo burla del suceso y esperando el momento que su pequeña hermana logre descubrirme.

Ahora él es cómplice junto con sus padres al cuidarle la ilusión a su hermana, el año pasado la nena le puso una trampa a Santa esparció talco bajo el árbol y al otro día logró descubrir con gran emoción y felicidad que su plan había funcionado. Así es Santa dejó rastros de huellas que aparecieron como por arte de magia.

Ya este año anda planeando algo similar ahora en complicidad con su mejor amiga del colegio, andan ya pensando que trampa ponerle a Santa para ser descubierto. Las niñas crecen y ya es más difícil cuidarles esa ilusión, tiene 8 añitos y cada vez se van restando estos hermosos momentos llenos de encanto y magia.

Mi hija ya elaboró su carta de agradecimiento a Santa Claus, prometiéndole galletas y leche para que descanse un poco antes de seguir con la entrega de regalos. Mi pequeña ya ha dicho que quiere prepararle sus galletas, así que tendremos trabajo en estos días y yo feliz por disfrutar estos momentos que son únicos.

Los adultos deberíamos de cuidar toda esta magia llena de ilusión, alimentarla y disfrutarla al máximo junto a nuestros pequeños, con el tiempo ellos se darán cuenta de los esfuerzos que hicimos por preservar la magia en su niñez que a su vez les tocará hacerlo con sus hijos.

Disfrutemos de la inocencia, magia e ilusiones ya que cuando somos adultos nos llenamos de responsabilidades y la manera de mantener viva esta parte inocente es viviéndolo por medio de los niños. Estas etapas son únicas en la vida, cuando somos niños queremos crecer y que los años pasen rápido, pero al ser adultos añoramos todos estos momentos.

¡A disfrutar de la magia de creer! 

                                                                                        Contenido Original Publicado en Disney Babble

                                                                                                                                 Escrito por:

 

Facebook Comments

Post a comment