Eso de tomarnos una selfie es más que una moda, ya es una forma de acumular nuestras vivencias y recuerdos.

Solo que muchas veces no sabemos tomarlas o dejamos pasar detalles que al ver la imagen ¡Horror! ¿Te ha sucedido? A mí todo el tiempo.

Por querer obtener una imagen en el momento indicado, en ocasiones se nos pasan ciertos detalles, debemos tener más cuidado porque al subir esa imagen a la red, en tan solo un minuto ya pudo haber recorrido el mundo entero y si es algo que te pueda comprometer de más, es un gran problema.

Por ahí dicen que nunca somos tan guapos como en nuestra foto de perfil y ni tan feos como en nuestra credencial para votar, la cosa es que mínimo me gustaría lucir lo más común, pero lamentablemente el lente de las cámaras no siempre nos favorece.

Es por eso que debemos tener presentes varios consejos para evitar que nuestras fotografías arruinen el momento. Además que algo que a mí me suele pasar, es que luzco muy mal justo en la fotografía que desearía fuera para postal. Esa imagen que se da en un momento importante y que tal vez no podrá repetirse, esa, justo esa, es la más horrible de todas.

¡Mucho ojo!

  • Nunca hablar en las fotos, no hay que decir nada, ni whisky, ni cheese, nada de nada, porque luego queda la boca abierta justo en el momento del flash.
  • No te pongas crema o algún tipo de maquillaje que refleje un rostro lleno de grasa, muy morenas o muy pálidas, que sea un maquillaje casual y sencillo, tampoco un exceso de tonos, muchas veces lo sencillo pero de calidad nos ayuda a una foto exitosa.
  • Jamás entiende esto, jamás te tomes una foto desde abajo, pues seas delgada o llenita, tu rostro saldrá acompañado con una gran papada que te hará verte muy mal.
  • Este punto me causa mucha risa, porque la gente que me conoce sabe que siempre hago caras, en todo momento y a la hora de la fotografía no es la excepción, lo hago involuntariamente.
  • Sino es muy necesario, evita hacerte un Close Up que sería tomarte la foto muy cerca, puede salir muy mal, evitará mostrar demasiados detalles tanto de tu piel como de otras partes de tu rostro, con que te la tomes un poco más lejos lucirás mucho mejor.
  • Algo básico, el lugar donde te la tomes, aunque no lo creas si se llega a ver. Nunca en el baño, cuida que si es en tu recámara mínimo tu cama se vea tendida, sin ropa tirada o tomarla en algún momento inoportuno donde salga tu hermosa selfie.

Y otro consejo, ahora ya con tantas formas de subir y publicar una imagen, revisa más de una vez antes de subirla, checa que nada te comprometa, muchas veces por seguir modas o por haber adquirido esta afición, no nos damos cuenta de todo lo que comprometemos con una fotografía.

Ojalá y estos consejos te hayan servido, es grandioso poder ser fotógrafos amantes de recopilar recuerdos, tenemos a la mano todo, cámaras, celulares, formas de editar e imprimir las imágenes, es una muy buena manera de tener guardar momentos importantes de nuestra vida. Solo cuida estos pequeños detalles y disfruta de lo hermoso que es tomarte una selfie y compartirla con los demás.

Contenido Original Publicado en Disney Babble

                                                                                                   Escrito por:

Facebook Comments

Post a comment