Amamos a nuestros hijos solo que algunas ocasiones necesitamos más paciencia de la que creemos.

Envidio la forma de ser de mi esposo con sus hijos, tiene la suficiente paciencia para tirarse al piso cuantas veces sea necesario, atiende el llamado de sus hijos a cada momento, incluso cuando a la nena se le da por estar pegada con él como chicle y a muchos (incluyéndome) podría desesperar, pero a él no.

Les puedo compartir que disfruto la compañía de mis hijos y los amo, pero esa paciencia que mi marido tiene con ellos, muchas veces la envidio.

gramo-paciencia-732

Ser mamá no quiere decir que somos perfectas y mujeres incansables…

Nos cansamos, enfermamos y desesperamos, aún así no cambiaríamos lo que tenemos por nada del mundo!!

Si quieres leer el post completo, dale click:

http://ow.ly/1m0h3046pLQ

Nos leemos!!Firma!!

Facebook Comments

Post a comment