What are you looking for?
  • /
  • Salud
  • /
  • El árbol genealógico y las enfermedades
El árbol genealógico y las enfermedades
11 mayo, 2012
437 Views

El árbol genealógico y las enfermedades

Realizar nuestro Árbol Genealógico puede ser útil principalmente para conocer sobre las enfermedades que han existido en tu familia, a esta representación gráfica de dichas enfermedades  y contexto familiar se le llama Genograma.

La columna vertebral de un genograma es una descripción práctica de cómo diferentes miembros de la familia están biológica y legalmente ligados entre sí de una generación a otra.

¿Qué es un Genograma?

El GENOGRAMA es una representación gráfica de una constelación familiar multi-generacional (por lo menos tres generaciones), que registra información sobre los miembros de esa familia y sus relaciones. Su estructura en forma de árbol proporciona una rápida “gestalt ” de las complejas relaciones familiares y es una rica fuente de hipótesis sobre cómo un problema clínico puede estar relacionado con el contexto familiar y su evolución a través del tiempo.

Por lo general el genograma se construye durante la primera sesión y luego se lo revisa a medida que se obtiene más información. El genograma ayuda al terapeuta y a la familia a ver un “cuadro mayor”, tanto desde el punto de vista histórico como del actual: es decir, que la información sobre una familia que aparece en el genograma puede interpretarse en forma horizontal a través del contexto familiar y vertical a través de las generaciones.

El genograma incluye por lo menos a tres generaciones de familiares así como también sucesos nodales y críticos en la historia de la familia, en particular los relacionados con el “ciclo vital”.

El árbol genealógico en el diagnóstico de enfermedades.

El árbol genealógico es uno de los primeros pasos a llevar a cabo en el diagnóstico de enfermedades. En este caso consiste en la representación gráfica de la historia clínica familiar (pedigrí, pedigree). Dicha representación facilita la identificación de síndromes genéticos y el establecimiento de diagnósticos presintomáticos. A su vez permite un mejor cálculo del riesgo (recurrencia u ocurrencia) y los patrones de herencia de una enfermedad.

Sin embargo, estos vínculos familiares también se pueden reconocen por medio de la repetición de enfermedades, como diabetes, presión sanguínea alta, cánceres, o enfermedades del corazón. Esto hace aún más críticamente importante que incorporemos un detallado genograma, o historial de salud familiar, en nuestra investigación genealogía y árbol genealógico.

Tiempo atrás, los genogramas, estaban exclusivamente en manos de los genetistas, pero hoy en día cualquiera los puede producir en su propia computadora personal. Estos mapas, son una descripción de las relaciones sanguíneas, y tratan de encontrar cuestiones relacionadas a la salud, que de otro modo se podrían haber perdido en cualquier árbol genealógico que no guarde esta sección.

Por eso, la interpretación de toda la información de los informes médicos que haya compilado para realizar su genograma, debe ser realizada sólo por un médico. Asimismo, cualquier recomendación con respecto a cambios en el estilo de vida, en la dieta, en las actividades físicas, o los tratamientos, deben hacerse con el conocimiento y la aprobación de los médicos. Lo que debe quedar claro, en definitiva, es que el historial de salud familiar que usted compile, será sólo una herramienta para que utilice su doctor.

La privacidad de toda información médica es esencial. La información médica de los programas de genealogía puede invadir la intimidad de algunas personas, aunque sus antepasados hayan muerto hace mucho tiempo, y especialmente si se la piensa publicar en Internet. Por eso, antes de comenzar a crear su genograma, debe tener muy en cuenta que los datos médicos de sus antepasados, son de ellos y de sus descendientes directos, por lo que no debe exigirlos como propios.

Un genograma bien documentado, debería incluir un mínimo de datos de salud de tres o cuatro generaciones anteriores.

Las familias se repiten a sí mismas. Lo que sucede en una generación a menudo se repetirá en la siguiente, es decir, las mismas cuestiones tienden a aparecer de generación en generación, a pesar de que la conducta pueda tomar una variedad de formas.

La hipótesis es que “las pautas vincularas en generaciones previas pueden suministrar modelos implícitos para el funcionamiento familiar en la siguiente generación”. En el genograma, buscamos estas pautas que continúan o se alternan de una generación a la otra.

Elaborar un genograma supone tres niveles:

A. Trazado de la ESTRUCTURA familiar.

B. REGISTRO de la información sobre la familia.

C. Descripción de las RELACIONES familiares.

Es bueno saber el historial clínico de nuestras generaciones, podemos prevenir, cambiar hábitos y mejorar nuestra salud generacional,

así que manos a la obra!!

Crea tu propio Genograma

Fuente: M. McGoldrick y R. Gerson. “GENOGRAMAS EN LA EVALUACION FAMILIAR” Ed.Gedisa.
K. Eia Asen & Peter Tomson. INTERVENCIÓN FAMILIAR guía práctica para los profesionales de la salud. Ed. Paidós. Barcelona: 1997.

 Por: Laura Tellez