Usando esta comparación entre los árboles y las familias se inventaron los árboles genealógicos, que son la historia del crecimiento de las familias representadas a través de un dibujo con forma de árbol o tabla.

Puede ser ascendente, exponiendo los antepasados o ancestros de un sujeto, o puede ser descendente, exponiendo todos los descendientes del sujeto. Para realizar un árbol genealógico es necesario, primero, haber realizado una investigación genealógica o genealogía del individuo.

Dependiendo de la finalidad o uso que quiera dársele al árbol genealógico, éste puede referirse sólo a la filiación y sucesión masculina, llamada también línea de sangre o linaje, o puede referirse a la filiación y sucesión femenina, llamada también línea de ombligo.

Representación de árboles genealógicos.

Pueden ser en forma de tabla donde existen varios métodos estándares de exponer árboles, otro sistema se basa en el uso de fichas genealógicas, las cuales están numeradas y en ellas se indican con números las fichas antecesoras y sucesoras, en informática existe la estructura de datos denominada árbol que, como su nombre indica, es muy adecuada para representar algunos tipos de árboles genealógicos.

Forma tu Árbol Genealógico AQUÍ

Tanto los historiadores familiares como los genealogistas, siempre han sabido la importancia de preservar el pasado con el fin de mejorar el futuro. De hecho, todos nuestros antepasados nos legaron una herencia con muchas riquezas, las cuales van desde los genes mismos hasta los valores morales, pasando por las recetas de comida, la música, y los bienes materiales.

Nuestros hijos a menudo, se ven en apuros cuando les preguntan temas sobre la familia como, ¿quién es el sobrino de tu mamá?, ¿cuántos nietos tiene tu abuelo?, o ¿cuántos tíos tienes?. Por algún motivo, las relaciones de la familia se les resisten de una manera especial.

Cuando tienen entre cinco y seis años, saben perfectamente quien es la mamá, el papá, los hermanos, pero la mayoría de los niños tienen unos ligeros problemas para entender lo que es la familia de cada padre. Para poder enseñarles un poco más acerca de quién es cada miembro de la familia y cómo entender los parentescos existentes, hay unos ejercicios muy adecuados que mostramos a continuación.

Vamos a confeccionar un árbol genealógico y le explicaremos al niño cómo crecen las familias. Al igual que crece un árbol, crece la familia, del tronco salen dos ramas (la familia materna y la paterna) y de cada rama salen otras ramas y cada rama es un nuevo miembro de la familia.

Tomamos por ejemplo los abuelos paternos, dos fotos te servirán, a continuación disponemos debajo las fotos de sus hijos y las respectivas parejas. A su vez disponemos debajo de cada pareja, los hijos, nietos de los abuelos, etc. Con este pequeño árbol genealógico y explicando paso por paso la disposición de la familia, el niño comprenderá mucho mejor quién es quién. Si puedes pegar las fotos en una cartulina acompañando estas con flechitas, le ayudará mucho más.

Una vez que ya esté elaborado nuestro pequeño árbol genealógico y tras la explicación, podemos empezar a realizarle algunas preguntas que aunque las falle, servirán para un mejor entendimiento. Siempre debemos empezar por las relaciones y vínculos más sencillos y conforme lo entienda, ir ampliando el árbol genealógico.

Esto ayuda al niño con la comprensión y unidad del vínculo familiar porque, ya sabemos que la familia es muy importante en la vida de nuestro hijo. Además, si deseas crear el árbol genealógico en tu ordenador, en el cual puedes incluir fotografías, videos, notas o listados, en este vínculo puedes acceder al programa para ello.

Facebook Comments

Post a comment