Ante un entorno violento generado por los videojuegos, la programación televisiva y las noticias que difunden los hechos violentos, corresponde a los padres de familia acercar a los hijos a la fe en un ambiente de amor y esperanza.

Desafortunadamente las nuevas generaciones se están desarrollando en un contexto de violencia que parece convertirse en una situación común.

En este sentido, una característica de la sociedad actual es que por lo general tanto el padre como la madre trabajan para aportar al sustento de la familia, sin embargo, el diálogo y la comunicación deben ser el lazo que integre el núcleo familiar.

Los principios, valores, sentimientos de ayuda y solidaridad, son los que se tienen que fomentar en los hijos contra todos los mensajes violentos que se presentan tanto en los videojuegos, la televisión y la sociedad.

Los videojuegos violentos pueden modificar físicamente el cerebro de las personas en regiones importantes para controlar las emociones y el comportamiento agresivo.

Según una investigación realizada por científicos de la Universidad de Indiana, los videojuegos violentos tienen un efecto en las funciones cerebrales de largo plazo.

EL EXPERIMENTO

Para llegar a esta conclusión, los científicos estudiaron a 22 adultos jóvenes, de entre 19 y 29 años, que normalmente estaban poco expuestos a videojuegos violentos. Los separaron en dos grupos de 11 personas cada uno.

Al primer grupo se le pidió jugar un videojuego violento (el cual incluía disparos) por 10 horas durante una semana y dejar de hacerlo durante la semana siguiente.

Al segundo grupo se le pidió que no jugara ningún videojuego violento durante las dos mismas semanas de análisis.

Los científicos notaron un cambio mediante una Imagen por Resonancia Magnética Funcional (fMRI, por sus siglas en inglés), según explicaron en una exposición en el encuentro anual de Sociedad de Radiología de Norteamérica.

El experimento para notar el cambio consistió en someter a los 22 hombres a una fMRI al principio de estudio, a la semana de iniciado y al finalizar. Durante el fMRI, los pacientes completaron una prueba de interferencia emocional, presionando botones de acuerdo con el color de palabras presentadas gráficamente.

En este tipo de pruebas, las palabras que indican acciones violentas son intercaladas entre palabras que significan acciones “pacíficas”.

Además, los participantes completaron una prueba de inhibición.

CONSECUENCIAS

Los resultados mostraron que después de una semana de juegos violentos, el grupo que los jugó mostró menos activación en el lóbulo inferior frontal izquierdo durante el test emocional, y menos activación en otra parte del cerebro (conocida como giro del cíngulo) durante el ejercicio de inhibición.

Después de una semana sin el juego, disminuyeron los cambios en las regiones modificadas.

“Por primera vez encontramos que un grupo de hombres seleccionados al azar mostró menos activación en ciertas regiones del cerebro después de una semana de jugar videojuegos violentos”, dijo Yang Wang, uno de los investigadores.

El debate sobre las consecuencias de los videojuegos violentos ha estado en la agenda pública durante varios años en EU, e incluso es un tema que llegó a la Corte Suprema en el 2010.

Aquí te mostramos un video con lo bueno y lo malo del contenido de los videojuegos, se trato de buscar lo menos agresivo a la vista, cabe aclarar que tuvo que ser una búsqueda muy minuciosa pues realmente es increíble el contenido y grado de violencia, sangre y horror!! Lo peor del asunto que los que muestran todos estos detalles en conjunto, son los juegos con más éxito entre nuestros jóvenes.

¿QUÉ HAY EN ESTOS JUEGOS?

  • El juego Dead Island, de sobrevivir a hordas de zombis,  con un tráiler destacable y obsesionante, tan hábilmente realizado, que ha provocado que algunos blogueros lo llamen el mejor tráiler de videojuegos jamás lanzado.

¿Qué pasa en el tráiler? Una niña pequeña muere. Terroríficamente. Un grupo de zombis la persiguen por un pasillo y la muerden. Después de que sus padres la rescaten, se convierte en zombi. Ataca a su padre mientras él se voltea lleno de dolor. Ella sale a través de una ventana y cae varios pisos para morir en el suelo. Al presentar la historia en reversa, el tráiler comienza con su cuerpo yaciendo en el piso, sus ojos abiertos, mirando fijamente.

  • Heavy Rain, un melodrama oscuro acerca de un asesino serial que ahoga niños pequeños. En el juego, juegas como cuatro personajes que tratan de detener los crímenes, incluyendo el padre de un niño que ha sido secuestrado por el asesino.

Solamente en el último capítulo del juego descubres que uno de esos personajes es el asesino y que en algunos puntos del juego has estado ayudando al asesino serial.

  • El éxito de 2007 BioShock presentaba a las Pequeñas Hermanas, niñas mutantes que podías salvar o crear para ayudarte en el juego. Los jugadores literalmente tenían en sus manos las vidas de niñas pequeñas y debían decidir si matarlas.
  • En Dead Speace 2, algunos de los enemigos que debías atacar con armas del futuro incluían a pequeños, veloces y móviles “necromorfos” que parecían fieros pequeños Gollums. Resulta que los desagradables mutantes del espacio fueron alguna vez niños que vivían en la gran estación espacial. Se te encomienda explorar la guardería donde solían jugar.

Es cada vez más incómodo que los desarrolladores de videojuegos se hayan acostumbrado a poner niños en riesgo y a menudo, permitir que sean terriblemente asesinados.

Si ves las noticias locales en la televisión, en los periódicos o en internet, no pasa un día sin que escuches de algún tipo de violencia impensable y a largo plazo contra un niño. La industria de los videojuegos, que ha luchado desde la década de los 80 y tiene el mismo sello de autenticidad que la televisión y las películas, ha encontrado un tabú que puede hacer que los jugadores se sientan como si estuvieran consumiendo un entretenimiento más maduro y provocativo.

¿Será que nuestra tolerancia al derramamiento de sangre en los videojuegos nos ha anestesiado a la mutilación y tortura de niños porque son personajes virtuales?

O más perturbadoramente, ¿quizás nos hemos acostumbrado tanto a escuchar acerca de violencia dirigida a los niños, que esta representación en los videojuegos es solamente un reflejo de nuestra cultura?

Quizás los desarrolladores, muchos de los cuales tienen hijos, están explorando sus propios miedos a medida que construyen narrativas más complejas y oscuras, plenamente conscientes de que una vez que se le catalogue como M (por contenido adulto) en la etiqueta del empaque, habrá pocas protestas.

Tal vez haya algunas personas a quienes les guste la complicada sensación de matar a zombis y monstruos del espacio del tamaño de un niño en un videojuego. Si ese es el caso, entonces el tráiler de Dead Island cumple su objetivo: horrorizar, dejarte triste y decepcionado.

Nosotros como Padres debemos ser un filtro entre nuestros hijos y los videojuegos, debemos estar enterados sobre el contenido al que están expuestos y a las consecuencias que nos enfrentamos, no debemos estar ciegos ante la violencia e influencias que ellos reciben. En lo personal no estoy en contra de los videojuegos, existen muchos beneficios como se muestra en el video presentado,  pero sí creo que debemos ser conscientes y congruentes sobre los conceptos de educación y valores que inculcamos a nuestros hijos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebook Comments

Website Comments

Post a comment