La edad difícil de los chicos, es necesario mucha comunicación, apoyo y paciencia para estar a su lado, pero sin hacerlos sentir invadidos.

A los 10 años, los chicos se preparan para recibir nuevas responsabilidades y tomar conciencia de su propia sexualidad, y más en los tiempos que vivimos. Es necesario ir paso a paso, ya que adelantarse a situaciones que los superan resulta demasiado abrumador.

Bríndele a su hijo la protección necesaria, pero permítale a veces que pelee por su cuenta. Abrácelo y, cada tanto, retome algunos hábitos de cuando era chiquito para proporcionarle un lugar de seguridad donde refugiarse cuando sea necesario. La idea es que su hijo pueda aceptar la nueva etapa y, al mismo tiempo, el sentimiento de ser pequeños y no poder valerse por sí mismos en todo.

Es probable que su hijo empiece a pasar más tiempo fuera de casa o en habitaciones “prohibidas para mayores”. Permita que se relacione con otras personas ajenas a la familia.

Los amigos y la escuela lo ayudan a probar sus valores, aprender lo que significa la lealtad y empezar a determinar los principios válidos para sí mismo y los demás.

Facebook Comments

Post a comment