Edgar Wilems dice:”La música favorece el impulso de la vida interior y apela a las principales facultades humanas: la voluntad, sensibilidad, amor, inteligencia, imaginación creadora”.

La música puede considerarse una forma del lenguaje, ha adquirido el valor de un instrumento de comunicación masiva que llega y moviliza a los seres de cualquier edad, condición social o recursos económicos.

Los niños disfrutan de ella, se emocionan al ir experimentando emociones, sentimientos, gozando con los sonidos, que oyen y producen. Es lenguaje que permite  que los niños se comuniquen con el interior de sus sensaciones y a la vez entre ellos.

EL CEREBRO Y LOS EFECTOS DE LA MÚSICA.

Los estudios neuroanatómicos han demostrado que el hemisferio izquierdo se especializa en el procesamiento del lenguaje y el hemisferio derecho en la percepción y procesamiento de la música.

Los investigadores que se han referido al efecto de la música sobre el cerebro infantil, han coincidido que ésta provoca una activación de la corteza cerebral.

La música clásica (Mozart) provoca:

  • Aumento en la capacidad de memoria, atención y concentración de los niños.
  • Mejora la habilidad para resolver problemas matemáticos y de razonamiento complejos.
  • Es una manera de expresarse.
  • Introduce a los niños a los sonidos y significados de las palabras y fortalece el aprendizaje.
  • Brinda la oportunidad para que los niños interactuen entre sí y con los adultos.
  • Estimula la creatividad y la imaginación infantil.
  • Al combinarse con el baile, estimula los sentidos, el equilibrio, y el desarrollo muscular.
  • Provoca la evocación de recuerdos e imágenes con lo cual se enriquece el intelecto.
  • Estimula el desarrollo integral del niño, al actuar sobre todas las áreas del desarrollo.

Al incluir la música como parte de su educación, los niños disfrutarán momentos de alegría en los que tienen oportunidad de exteriorizar la comunicación, la creatividad y promueve el aprendizaje, estimula su desarrollo y fortalece sus aptitudes para establecer relaciones fuertes y sanas con otras personas.

Así que, los invito a ver la música como herramienta de aprendizaje, te darás cuenta de lo bien que le hará a tu hijo el que tome clases y aprenda a tocar algún instrumento o simplemente incluirla en su vida, su cerebro se agilizará y además se divertirá aprendiendo.

Firma!!

Facebook Comments

Post a comment