Cuando vemos a un niño gordito y cachetón, pensamos que esta lleno de salud. Pero no es verdad, pues la obesidad trae muchas dificultades a toda edad, pero en niños es especialmente preocupante.

El porcentaje de niños con sobre peso ha aumentado alcanzando cifras preocupantes a nivel mundial. La obesidad consiste en la acumulación de grasa corporal especialmente en el tejido adiposo.

Un niño que crece con la etiqueta de: “el gordo” o “el panzón”, que sus compañeros logran calificar fácilmente provocando un caso de intimidación, es de suma gravedad, más que de salud, sería de salud mental perjudicándolo por el resto de su vida.

Educar a nuestros hijos en valores es muy importante, ya que la violencia se puede frenar desde casa, la violencia empieza en el hogar, sigue en la calle sino se detiene. Educarlos con base en valores de honestidad, tolerancia y aceptación hacía los demás.

Cada niño es un mundo diferente de alimentación, cada uno sabe qué y cuando comer, no se le puede obligar a que coma más de lo necesario. Si tenemos un hijo con sobre peso, aparte de apoyarlo con los alimentos correctos, debemos observar su estado de ánimo y comportamiento hacia los demás, para darnos cuenta si está recibiendo algún tipo de violencia psicológica dentro del grupo social donde se desenvuelve. Animarlo a hacer deportes y comer sanamente.

Te invitamos que como Padres nos preocupemos por la ingesta de alimentos para que sean sanos ricos en proteínas y carbohidratos, en alimentos con fibras, frutas y verduras.

Firma!!

Facebook Comments

Post a comment